JUEGO de risoterapia: Las cosquillas

Si el destino es la risa, las cosquillas es el camino más corto, y por parejas se buscará los puntos más sensibles del compañero para provocar la risa.
Después de algunos segundos ni siquiera será necesario tocar dicha zona de cosquillas para que el compañero se ría, si no solo con acercar los dedos la risa brotará soltando tensiones.